Social

Apple_vs_Samsung

Fanboys: Apple vs Samsung

Siempre hay una admiración cuando alguien hace lo que vos quisieras haber hecho o tal vez envidia, tratarás de imitarlo, compararte o hasta superarlo. Pero a veces las cosas se complican un poco más y ese es el caso de Apple y Samsung.

Durante tres años, Apple y Samsung se han enfrentado en una guerra sin precedentes en la historia de los negocios, su conflicto legal ha costado más de mil millones de dólares y ya lleva un récord de violaciones de patentes por parte de la compañía coreana, entre otras tácticas de negocios sin escrúpulos.

¿Por qué están luchando?

La disputa comenzó en 2011, cuando la compañía fundada por Steve Jobs demandó a la empresa surcoreana, alegando que habían robado el diseño del iPhone para sus propias tabletas y teléfonos inteligentes. Los dispositivos que ambas marcas habían presentado eran sorprendentemente similares. Samsung respondió con una contrademanda, acusando a Apple de también infringir sus patentes.

Según la compañía de la manzana, los consumidores habrían comprado más de sus modelos si Samsung no hubiese ofrecido modelos de una estética similar y por esta razón reclamaron una indemnización de US$2.500 millones de dólares en daños. Samsung se defendió presentando documentos internos para probar que trabajaban en en ese diseño antes de que Apple lo lanzara a la venta. En 2012 un jurado terminó apoyando a Apple y la empresa fue indemnizada con US$1.000 millones por su competidora. Luego, la jueza de distrito de Estados Unidos, Lucy Koh, redujo en más de $450 millones debido a un “error del jurado” al determinar los daños.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes más importantes del mundo llevaron su lucha al ámbito publicitario y ahí mismo Samsung tomó revancha, burlándose del culto a Apple y de los consumidores que hacen las famosas filas para conseguir los primeros dispositivos que son lanzados al mercado, pero en el anuncio al ver como funciona el nuevo Galaxy S II (que ya no es tan nuevo) salen corriendo de la fila. El Galaxy S5 tuvo su propio comercial vengativo, en él se muestra a los usuarios de iPhone pegados a los enchufes de la pared en un aeropuerto, haciendo referencia a la poca autonomía de la batería.

Su trabajo de marketing ha alcanzado a involucrar a figuras del hip hop como Jay Z. Kanye West habló sobre la adquisición de Beats por parte de Apple y la importancia de las empresas que se involucran con la cultura en general. West planteaba que la compra de Apple nunca habría sucedido si Jay-Z no hubiese llegado a un acuerdo con Samsung para hacer su debut del álbum Magna Carta Holy Grail en sus teléfonos. Fue un controvertido acuerdo y una decisión de negocios muy audaz pero que definitivamente logró darle un gran salto como marca en ese nivel que en general es difícil de comprar.

Se sumó un nuevo integrante a la disputa, Nokia no quiso quedarse fuera y elaboró su propio comercial/burla donde los “fanáticos” se pelean por cual es el mejor.


No es la primera vez ni será la última que dos empresas de una misma industria se pelean de manera legal y pública, criticando a la competencia y burlándose de ella. Todos recordarán la famosa famosa guerra Coca Cola vs Pepsi.


En suma, todo apunta a que esta batalla vaya a continuar por un tiempo indeterminado. La guerra de patentes no sólo se lleva a cabo en Estados Unidos, sino que está presente en tribunales de todo el mundo y parece firme en la búsqueda de ganancias.

Sin embargo, si tenemos que ir a los números, Samsung lleva cierta ventaja y avanza más como el fiel competidor de “la gran manzana”. Samsung tiene un 30,2% del mercado según las estimaciones de la consultora IDC. Apple aparece en segunda posición con el 15,5% del mercado mundial.

Por su parte, Google es uno de los principales actores del mercado de la telefonía mundial, pues Android es utilizado por las tres cuartas partes de los fabricantes de smartphones y tabletas del mundo. Los dispositivos de Apple no son lo único que genera entusiasmo en estos días, tal vez los compradores ya no estén tan preocupados por la marca sino por los méritos del producto real.

Fuente: businessinsider.com

 

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence