Social

infografia_brasil

La alegría ya no es brasilera: corrupción, déficit económico e impopularidad presidencial

Dilma Rousseff fue reelegida presidenta de Brasil hace menos de un año, y hoy su gobierno está sumido en una ola de escándalos derivados del caso Petrobras, mientras su nivel de popularidad está en caída libre. Brasil,  la economía más fuerte de la región y quinta en el mundo afronta una crisis que angustia a sus habitantes. Parece estar bajo un efecto dominó.

La gestión de Rousseff por el caso de la empresa petrolera, el descontento se incrementa continuamente. Durante marzo de este año, 1 millón de manifestantes mostraron su rechazo a la gestión gubernamental. Las cacerolas se escucharon nuevamente durante el 6 de agosto después de que el gobierno pasara un spot publicitario para hablar de la crisis económica del país.

Según la última encuesta de Datafolha, Dilma Rousseff tiene uno de los índices de  popularidad más bajos entre los presidentes Brasil desde la vuelta a la democracia. El rechazo a su mandato supera incluso al de Fernando Collor, destituido por juicio político en 1992.

El 71% de los encuestados evaluó la gestión del gobierno petista como mala o muy mala y tan sólo el 8% de la calificó como buena o excelente. En comparación a la encuesta anterior las cifras se ubicaron entre 65% y 10%, respectivamente.

Fernando Collor contaba con el 9% de aceptación y 68% de desaprobación en su peor momento. Entre otros resultados se dieron a conocer el porcentaje de apoyo y rechazo que tuvieron otros presidentes: Itamar Franco (12% y 41%), Fernando Henrique Cardoso (13% y 56%) y Lula da Silva (28% y 29%).

La investigación sorprendió con sus resultados porque hace unos meses atrás, el porcentaje era inverso. El 40% de los simpatizantes de PT decía que el gobierno tenía un desempeño bueno/óptimo, el 25%, malo/ pésimo. Asimismo, la cantidad de personas que creen que debería ser destituida de su cargo aumentó, en abril el 28% decían que la presidenta debería ser apartada del poder, hoy es del 38%. En contraposición, el 53% de encuestados contestaron que no debería ser despojada de la presidencia, esta cifra también se redujo puesto que en abril el 64% la apoyaba para que conserve su designación política.

La situación empeora, puesto que la cámara de Diputados de Brasil analizó 13 solicitudes de “impeachment” contra Dilma; es decir, un proceso para apartar a la presidenta de su cargo que se suman a las cuatro ya rechazadas durante este año.

En medio de la confusión se especuló sobre una posible desarticulación  política por parte del vicepresidente, Michel Temer (PMDB), sin embargo el representante político aclaró a través de su cuenta Twitter que “son infundados los rumores de que deje la articulación política”, expresó. Su anuncio tuve 267 Retuits y 245 favorites.

El video que desató los cacerolazos

El descontento ante la gestión de la presidenta no solo se refleja en las encuestas sino en también en la actitud de la ciudadanía. El pasado 6 de agosto PT, a través de televisión nacional, difundió un spot publicitario para referirse a la crisis económica de Brasil que posteriormente desató un cacerolazo en varias zonas del país.

Durante 10 minutos aparecieron las figuras políticas más importantes del país como el ex presidente Lula da Silva, la presidenta Dilma y el presidente nacional del PT, Rui Falcão.

Al final de la propaganda se hace una referencia a los cacerolazos que se han llevado a cabo en el país durante los últimos meses con un mensaje de aliento y esperanza: “Estamos dispuestos escuchar, corregir, mejorar, pero con las cacerolas, vamos a seguir haciendo lo que mejor sabemos: .. llenarlos con la comida y la esperanza Eso es las ollas que nos gusta hacer para Brasil. “

Inmediatamente después de la transmisión los moradores de varios barrios salieron a los balcones para hacer sonar su cacerola en oposición a lo que el gobierno transmitió. Asimismo, la repercusión a través de la red social Twitter no se hizo esperar. El hashtag #panelaço se posicionó como trending topic y tuvo más de 41.000 menciones. Asimismo el hashtag #LavaJato se usó para referirse a las investigaciones por los casos de corrupción en el país. Tuvo más de 7.000 tuits durante una semana y llegó a 17.000 durante el mes pasado. En contraposición el la etiqueta #comPTpeloBrasil fue mencionada 4.676 veces, durante la última semana.

Las búsquedas en Google sobre Dilma Rousseff y el descontento en Brasil tuvieron un mayor pico de interés sobre todo entre el 6 y 10 de agosto.

La coalición se fragmenta

Las alianza que hizo PT en la Cámara de Diputados hoy se encuentran fragmentadas dentro de un contexto de medidas de ajuste propuestas por el Ejecutivo para normalizar las cuentas públicas. Sin embargo estas decisiones han implicado recortar el gasto público para 2015, así como aumentar la recaudación fiscal por vía tributaria.

El Partido Laborista Brasileño (PTB) y el Partido Democrático Laborista (PDT) retiraron su apoyo a la presidenta brasileña.

La situación es compleja puesto que el PTB se encarga del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, con Armando Monteiro en el cargo. Asimismo, el PDT dirige el Ministerio de Trabajo, que dirige Manoel Dias. Además, entre ambos partidos suponen un total de 46 diputados de un total de 513 miembros de la Cámara.

Entre las declaraciones y explicaciones dadas por los máximos representantes dieron a conocer el porqué de su decisión. El diputado André Figueiredo (PDT) dijo que “la gota que derramó el vaso” fue cuando un gobernante del PT los denominó “traidores” por votar en contra de algunas medidas de ajuste fiscal impulsadas por el gobierno.

El jefe del partido en la Cámara de Diputados por el PTB Jovair Arantes, coincidió con Figueiredo y dijo que “a partir de este momento, el grupo de diputados del PTB decide asumir una posición de independencia con relación a las votaciones”.

Nadie escapa del ‘Lava Jato’

La operación Lava Jato es una la investigación de corrupción más grande realizada hasta ahora en Brasil. Se encargó del caso Petrobras y dio a conocer a los actores políticos y empresas que estuvieron inmersas en el caso de corrupción recientemente descubierto.

En junio de 2015 Marcelo Odebrecht, presidente de Odebrecht, y Otávio Marques de Azevedo, presidente de Andrade Gutierrez fueron detenidos por corrupción . El juez del Supremo Tribunal Federal Teori Zavascki dio la orden para investigar a 53 personas entre congresistas, senadores, dos gobernadores y seis partidos políticos.

La semana pasada José Dirceu,  ex jefe de gabinete del gobierno de Lula Da Silva, fue detenido por el escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras. Además, el ex presidente está siendo investigado por presunto tráfico de influencias a favor de Odebrecht. El arresto de Dirceu generó un gran revuelo en Twitter, su nombre fue mencionado más de 63 mil veces durante la última semana.

Otra de las revelaciones de ‘Lava Jato’ fue que el ex presidente de Brasil Fernando Collor de Mello recibió unos US$ 7,5 millones de dólares de operaciones ilegales de la petrolera Petrobras. Este hecho fue confirmado a través de documentos emitidos por la Procuraduría General a la Corte Suprema.

Para llegar a destapar la investigación, la ley brasileña, hizo un acuerdo con los denunciantes para que hubiera resultados. A cambio les dieron garantías de que sus sentencias se reducirían cuando se terminaran las indagaciones. al final de los casos judiciales. El escándalo por corrupción perjudica al país debido a que altos funcionarios están involucrados.

Los principales colaboradores del operativo son Paulo Roberto Costa, Ex-director de Abastecimiento de Petrobras y Alberto Youssef, empresario y cambista,  describieron el funcionamiento del esquema de corrupción y nombró a varios políticos y empresarios involucrados con las desviaciones de dinero. La última pieza clave de las denuncias fue Julio Camargo quien admitió haber pagado sobornos para mantener negocios con Petrobras y además transfería dinero a PT y el PMDB.

Brasil inició el año con un panorama complejo, la inversión extranjera se redujo de US$ 39,3 mil millones a US$ 25,5 mil millones. Y la situación empeora. El escenario político y la incertidumbre provoca desconfianza en los inversores. No se diga el escándalo por la empresa petrolera, Petrobras cuyas acciones cayeron el 60% durante este año. La compañía pagó más de US$ 2 mil millones en costos relacionados con el soborno, además tuvo que lidiar con los bajos precios del petróleo.

La caída del real brasileño es otro punto importante

El real brasileño cayó a 3,5097 reales por dólar por primera vez en 12 años, lo que significa una pérdida de  6.3% por seis sesiones consecutivas.

La situación económica se complica aún más ya que Petrobras está inmersa en un escándalo de corrupción que ha generado eco en varias compañías y al gobierno. Por esta razón, el 66% de los brasileños están de acuerdo en que la presidenta Dilma Rousseff enfrente un juicio político. En abril de este año la cifra fue de 63%.

José de Abreu cerró su cuenta en Twitter

El anuncio contó con la conducción del famoso actor de Tv Globo José de Abreu quien borró su cuenta Twitter antes de que se emitiera el video para evitar el ataque de ira de los internautas. Sin embargo su nombre ha sido mencionado más de 3.000 veces en Twitter durante la última semana.

La propaganda se puede ver también en YouTube y hasta el momento ha tenido 262.381 visitas.

Para que pudiera participar TV Globo tenía que dar un permiso debido a la coyuntura política. Sin embargo, según indicó la periodista Keila Jimenez de R7, el canal carioca, teme las represalias de los espectadores debido a que Abreu es uno de los actores estrella de la telenovela ‘Las reglas del juego’.

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence