Social

crisis politica

¿COMO ENFRENTAR UNA CRISIS 2.0?

El manejo de la crisis de comunicación política en redes sociales es un tema clave a la hora de tomar la decisión de estar presentes en este medio. Es muy usual que políticos y gobiernos lancen su plan de comunicación sin ninguna estrategia que los respalde y les ayude a tomar la mejor decisión en caso de crisis.

Para gestionar una crisis política 2.0  se debe conocer antes que nada el medio, las redes sociales a diferencia de los medios tradicionales son rápidas y debido a la cantidad de información que circula libremente se puede publicar una foto falsa, un documento apócrifo o una grabación editada como algo verídico y esto puede provocar una crisis.

Se debe tener en mente que al estar presente en redes sociales ya se esta expuesto a ser parte del escrutinio público y cualquier cosa que se publique puede ser mal interpretada, lo que puede provocar reacciones negativas hacia la imagen de un político o partido. Por un solo Tweet o post en Facebook puedes ser crucificado, por ello se debe estar consiente de entrada que el estar en redes sociales conlleva ya un riesgo.

¿Qué hacer en caso de crisis?

1 – No entrar en pánico. Ni el político ni su equipo deben sentirse amenazados, el miedo es la primera razón por la que se toman decisiones erróneas y apresuradas.

2 – Medir el tamaño de la crisis. Se debe evaluar que impacto está teniendo la crisis en redes sociales y lo que esta podría costarle a la imagen o campaña del candidato, no siempre es necesario intervenir en caso de crisis, no hace nada puede ser muchas veces la mejor opción.

3 – Identificar el origen de la crisis y contenerlo. La velocidad de respuesta es esencial, entre más rápido mejor.  Todas las crisis tienen una razón y al identificar la fuente se puede comenzar a gestionar la crisis, al poner en marcha un plan de acción, como lo es dar un buen discurso que aclare la situación, con la finalidad de salir lo mejor librado posible. Sí una declaración o un documento real exhibe a un político o candidato: JAMÁS debe negarse.

4 – No regresar a la zona de confort sin haber aprendido. Tras la tempestad de la crisis no llega la calma y seguramente tendremos que seguir alerta porque puede que alguna de las quejas se haya seguido propagando y continúen llegando protestas, que se tendrán que tratar de la misma manera siguiendo el plan de acción definido. Además se debe seguir monitoreando la causa de esta crisis y en paralelo, seguir fomentando la reputación digital.

Es fundamental que los asesores tengan conocimientos teóricos políticos para poder gestionar una crisis, una crisis política no es lo mismo que una crisis de producto. Un tema de trascendencia nacional como lo es un escándalo político es más complejo que las bajas ventas de una marca.

Los equipos de redes sociales que se desempeñan en campañas o colaboran con los partidos políticos, tienen una gran capacidad para entender la teoría, pero cierta dificultad para aplicarla al momento de la crisis. Se requiere tanto conocimiento político como una fuerte experiencia en redes sociales. Tiempos, lenguaje, audiencias. Esta carencia es apreciable en algunas campañas como en algunos gobiernos. Tener una cuenta en redes sociales no significa saber comunicar. Y gestionar una crisis política en redes sociales no puede depender solo de la voluntad de la militancia. Debe haber un trabajo pensado estratégicamente, analizado y medido minuto a minuto.

Construir una imagen, sea de un candidato, un funcionario o un gobierno, no puede construirse en un minuto. Pero si puede destruirse si no se cuenta con los recursos, humanos y tecnológicos, capacitados para afrontar la problemática.

Por eso a la hora de formar el equipo que manejara las redes sociales se deben complementar perfiles (politólogos, sociólogos, periodistas, estrategas, creativos, etc.), tener el soporte tecnológico necesario para acompañar la operación y estar actualizados en las ultimas tendencias de social media.

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence