Social

El popo

El #Popocatepetl erupciona y Twitter estalla con comentarios

El volcán Popocatépetl, ubicado entre la ciudad de México y los estados de Puebla y Morelos es noticia nuevamente en todo el mundo al hallarse en proceso eruptivo, tras registrarse una primera explosión el 8 de este mes y ayer la segunda.

Desde entonces, las autoridades locales se encuentran en estado de alerta, y más de 2.000 oficiales de emergencia preparan a la población para una posible evacuación en caso de una explosión mayor.

Esta no es la primera vez que este volcán, en cuyo área de influencia viven más de 30 millones de personas, se activa. En 1994, 2000, 2005 y en febrero de 2012 registró erupciones de distintas magnitudes y expulsó cenizas, provocando evacuaciones y daños a la infraestructura circundante.

La información compartida y comentada en las redes sociales, ha seguido la misma lógica de urgencia que en otras ocasiones. No obstante, se puede observar que el uso de herramientas social media y de la web en general va ganando complejidad a medida que las herramientas se multiplican.

En el caso de Twitter, además de permitir a los habitantes de la zona mostrar en tiempo real lo que está pasando, resulta una buena herramienta para comunicar los últimos acontecimientos y mantener a las personas al tanto de lo que deben hacer en caso de que las condiciones empeoren. Esto resulta especialmente importante cuando, de acuerdo con un estudio conducido por el Gabinete de Comunicación Estratégica, el 45% de los habitantes de las zonas afectadas por el volcán no saben qué hacer en caso de que se declare un estado de emergencia, en tanto que solo el 12% consideró estar preparado en caso de tener que abandonar sus hogares. De esta forma, una herramienta que permita guiar a la población en tiempo real y coordinar los esfuerzos de ayuda, resulta vital.

Para seguir los acontecimientos debe seguirse el hashtag #Popocatéptl con el que se discuten los últimos acontecimientos relacionados con el volcán. Sin embargo, esta etiqueta aún no se ha convertido en Trending Topic, pero su uso es regular y ya generó unas 6.282 conversaciones en torno al tema en lo que va del día. Los medios, por su parte, informan el estado del volcán minuto a minuto utilizando el hashtag #AlertaPopo.


La Web y  las crisis humanitarias

Si bien la erupción no ha alcanzado proporciones catastróficas, es una buena oportunidad para analizar el papel que juegan las redes sociales y las herramientas web en general en la generación de información, conversación y atención de emergencias humanitarias.

Es referencia obligada el terremoto de Chile en 2010, cuando Twitter  además de permitir el seguimiento en vivo de las últimas noticias desde diversos puntos del país, fue una herramienta efectiva para desmentir rumores falsos, colaborar con la coordinación de ayuda y lograr una comunicación más directa entre organizaciones de atención a damnificados, medios de comunicación y población en general.

En el caso del terremoto de Haití de 2010, se generaron más de 150.000 conversaciones en Twitter relacionadas con el desastre. Esta red social, además, se convirtió en el espacio más importante de discusión de la tragedia, superando a otras plataformas como Facebook, a sitios de noticias y a blogs de todo tipo.

Tal fue el impacto de la red social que la Cruz Roja, una organización en cuya cuenta se concentró una gran cantidad de información acerca de las actividades de alivio de la tragedia, incrementó su cantidad de seguidores en más de 10.000 por día en los días posteriores al terremoto, cuando su incremento habitual antes de la tragedia nunca superaba los 100.

Pero el efecto de Twitter fue más allá de facilitar la divulgación de la información, y tuvo efectos concretos que salvaron vidas humanas. El mejor ejemplo del poder del Social Media cuando se encuentra en las manos indicadas es el tweet de 50 caracteres que publicó la periodista Ann Curry  de la cadena MSNBC  en enero de 2010.

A raíz del terremoto de Haití, los militares estadounidenses tomaron el control del tráfico aéreo de dicho país. En medio de la emergencia pasaba algo insólito: Un avión de Médicos Sin Fronteras no obtenía permiso para aterrizar.  El director de comunicaciones de MSF Jason Cone, que no lograba comunicarse con el  Pentágono  tuiteó sobre el tema, Curry vio el mensaje y decidió apoyarlo repitiendo la petición a los militares.   Curry logró la respuesta que MSF buscaba.

Pero más allá de estos casos espontáneos, sin duda importantes, están las herramientas Web que se crean para la atención y seguimiento. Siguiendo el rastro de Haití encontramos a  Google que  creó un sitio de búsqueda y apoyo a los damnificados de la tragedia y más relevante todavía es la plataforma de seguimiento para la asistencia humanitaria  Ushahidi creó una herramienta de crowdsourcing que permitió recoger información a través del código corto SMS 4636, Twitter y otros reportes sobre personas atrapadas, refugios y centros de salud.

haiti_ushahidi_imagelarge

Ushahidi nació en Kenia  en el año 2008, para recibir denuncias de violencia post electoral. La plataforma también ha sido usada para monitorear el virus de la influenza H1N1 y las inundaciones en Colombia entre el 2010 y 2012.

La Web ha demostrado su importancia en manifestaciones sociales como las que se dieron durante la Primavera Árabe y , así como su utilidad para difundir y viralizar contenidos; pero es sin dudas durante las catástrofes naturales, cuando grandes esfuerzos de coordinación y cuando otros medios fallan en ofrecer información confiable desde el lugar de los hechos que éstas, y sobre todo Twitter, demuestran su verdadero poder.

Back

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence