Social

cine-redessociales

Matrimonio perfecto: cine y redes sociales

Hace un tiempo parecía que la tecnología y el cine nunca podrían llevarse bien, que se perdería la esencia o por lo menos eso pensaban los cinéfilos más anticuados. Pero hoy en día hasta ellos tienen páginas web y redes sociales especializadas en sus gustos.

El marketing digital se ha convertido en el principal aliado de la promoción de producciones cinematográficas. No sólo para grandes tanques de los estudios de Hollywood, sino para pequeñas producciones de cualquier parte del mundo.

Uno de los primeros casos y un gran ejemplo de como el marketing ha influenciado en una película de bajo presupuesto ha sido la famosa “The Blair Witch Project” estrenada en 1999. Sus directores, Eduardo Sánchez y Daniel Myrick, empezaron a subir contenidos a Internet casi seis meses antes de que la película se estrenara. Su estrategia consistía en relatar la historia de una bruja que le robaba sangre a los niños en algunos blogs y páginas falsas.

Actualmente el caso más reciente ha sido la adaptación cinematográfica del best seller “Cincuenta sombras de Grey” que lanzó el esperado trailer oficial el 24 de julio a través del canal de Universal Studios UK, que hasta el momento ha tenido 23.817.736 vistas y 91.104 likes.

Después de que corrieron muchas versiones acerca de su casting y cada usuario interesado dió su opinión sobre el tema, los mismos provocaron una auténtica revolución en Twitter con la salida de los avances de la película inspirada en la trilogía erótica, que será estrenada en la víspera de San Valentín.

Pero uno de los puntos más importantes que impulsó el lanzamiento fue la sensual interpretación de “Crazy in love” de Beyoncé. La publicación que la famosa cantante hizo en su cuenta de Instagram obtuvo más de 458 mil likes, a lo cual se sumaron los 447 mil likes y 222 840 veces que se compartieron desde su cuenta de Facebook.

No sólo fue el evento de tendencias en Twitter, las grandes empresas también aprovecharon el el interés de las masas con sus propias campañas, como Tide y la famosa marca de ropa interior, Victoria’s Secret.

 

 

Métodos alternativos de financiación 

 

Otra faceta son los proyectos independientes autofinanciados a través del método de crowdfunding, el cual ahora está de moda y es utilizado por algunas celebridades. Sin embargo su implementación se debe a que se complementa perfectamente con las redes sociales.

 

Algunos de los ejemplos más conocidos fueron el de Zach Braff que financió parcialmente su película “Wish I Was Here”, la serie de “Veronica Mars” que se convirtió en una película e incluso la última obra de Spike Lee. Todos ellos han utilizado Kickstarter para poner en marcha sus proyectos de cine. De hecho comenzar el proceso de producción o de recaudación de fondos mediantes una plataforma online te permite comenzar a difundir tu idea y ya crear cierta expectativa sobre el proyecto. Luego esa estrategia debe continuar vigente y nunca detenerse, si es que quieres vender entradas.

 

 

Aunque ellos tengan más posibilidades de que sus proyectos lleguen a los multicines y ganar miles de millones de dólares en venta de tickets, hay que tener en cuenta que no todas las películas tienen el mismo destino, de hecho son muy pocas. Por este motivo es muy importantes la existencia de canales alternativos y de hecho hay muchas ventanas de exhibición que te pueden permitir llegar a más personas, empezando por Youtube y Vimeo.

La creación de campañas virales es una prioridad para la industria del cine que debe conectar con los espectadores con sus productos. Y la utilización de las redes sociales es lo que necesitan para apoyar su plan de difusión, lo que implica crear un vínculo mucho más profundo con el espectador. Además, los medios sociales son el terreno ideal para la experimentación, para crear diferentes estilos de narrativa transmedia.

El marketing digital y el séptimo arte llegaron a un acuerdo. Como el Hollywood clásico tenía el sistema de estrellas y revistas, el Hollywood moderno tiene Facebook, Twitter, Instagram y los teléfonos móviles.

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence