Social

IMG_20130418_214648

Redes Sociales y #18A: Convocatoria, movilización y tensión en 140 caracteres

Ayer se llevó a cabo la tercera marcha de protesta contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la tercera que fue convocada a través de redes sociales web.

La convocatoria, que fue realizada vía Facebook y Twitter resultó en una manifestación de alcance nacional. Algunos medios arriesgan a asegurar que fue más de un millón de argentinos el que salió a ocupar las calles; siendo la Capital Federal la ciudad  protagonista del hecho.

Con cacerolas, silbatos, cornetas y carteles que citaban leyendas pidiendo una mayor independencia de la justicia y contra la corrupción, los hashtags #18A y #18ATodosALaCalle identificaron en la Web a todos los ciudadanos que decidieron sumarse física y virtualmente a la protesta.

Mientras las plazas públicas eran copadas por la oposición, los espacios  social media  evidenciaron la tensión entre quienes apoyan a la gestión kirchnerista y sus detractores, teniendo a Twitter como el principal espacio de publicación e intercambio de mensajes.

Los tweets en apoyo al gobierno y en rechazo a la marcha se identificaron con el hashtag  #VotovenceCacerola, que llegó a ser Trending Topic Mundial.

En tanto, las palabras más utilizadas por los participantes de la marcha  fueron justicia, corrupción y cacerolazo. Los hashtags que representaban a los manifestantes se convirtieron en Trending Topic en nacional y superaron por más de 100.000 conversaciones a marchas anteriores.

La presidente no fue ajena a los hechos y su respuesta fue en número de mensajes: envió alrededor de 60 tweets en un lapso de 3 horas desde su usuario @CFKArgentina. El contenido no se relacionó con las protestas, pero su intensa participación fue interpretada por algunos como una respuesta a quienes en ese momento tomaban las calles.

Cabe anotar que Fernández de Kirchner se encontraba en pleno viaje a la cumbre de emergencia de la Unasur en Perú.

Acá un resumen en 10 tweets de lo sucedido en la jornada de ayer:

La Web fue un reflejo de las tensiones entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y la marcha multitudinaria autoconvocada a través de redes sociales:


Las tres marchas en números

Esta no es la primera marcha masiva convocada a través de las redes sociales en Argentina. El 13 de septiembre de 2012 (conocido popularmente como 13S) unas 200.000 personas, de acuerdo a estimaciones oficiales, marcharon en Buenos Aires y las principales ciudades del país. La penetración del uso de redes sociales, hace que las convocatorias a través de Facebook y Twitter tengan acogida en Argentina, recordemos que según datos de ComScore, es el país que más horas invierte en redes sociales.

Con una multiplicidad de reclamos, entre los que sobresalían la corrupción, muy presente en el imaginario social por la extensa cobertura que recibía el caso Ciccone, el cual vincula al Vicepresidente Amado Boudou con un testaferro a través del cual se habría apoderado de la mayor planta impresora de billetes en Argentina, y la inflación.

Meses más tarde, el 8 de noviembre, una segunda marcha masiva fue convocada por las redes sociales. A diferencia del 13S, el 8N tuvo una tracción mayor y un poder de convocatoria que, según estimaciones de la Policía Metropolitana de Buenos Aires, alcanzó al menos 500.000 personas.

En este caso, si bien la corrupción y la inflación mantuvieron su lugar como grandes reclamos entre quienes marcharon, el mayor reclamó se convirtió en el rechazo a la reforma constitucional que habilitaría una nueva reelección de la presidenta Cristina Fernández. El impacto que esta marcha tuvo, en las redes sociales fue mayor que el de su antecesora. Es que mientras que en la antesala del 13S unas 26.909 personas habían generado conversaciones con respecto a la marcha, y unas 54.482 lo habían hecho durante la misma, en los días previos al 8N los usuarios alcanzaron los 117.163, número que durante la marcha se incrementó hasta los 143.988. Otra diferencia fundamental, que pudo apreciarse tanto en la convocatoria física como en las redes sociales, tuvo que ver con el carácter puramente local del 13S (concentrado en Buenos Aires y las principales urbes argentinas), contrario al 8N que tuvo una gran presencia tanto en el interior del país como en las principales capitales de América y Europa.

Gráfico sobre comparativo de usuarios, mensajes  e interacciones web  del #13S y #8N

Chart 8N

 Las redes sociales demostraron, una vez más, ser una herramienta, un “lugar”  de movilización y convocatoria.  Y a la hora de los hechos, también constituye un campo donde el debate de “lo público” transcurre y evidenciando las tensiones entre los distintos actores sociales en conflicto.

 

 

Back
, ,

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence