Social

protestas

Con menor convocatoria que los anteriores, se produjo el #8A, el nuevo cacerolazo en Argentina.

Anoche se produjo en Argentina una nueva protesta con reclamos al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Desde las 8 de la noche, miles de personas marcharon por las calles de Buenos Aires y las principales ciudades del país, concentrándose especialmente en la Plaza de Mayo, la principal de la ciudad, y con menor convocatoria en el Obelisco y algunas de las interesecciones más transitadas como Acoyte y Rivadavia, en el barrio de Caballito y Cabildo y Juramento en el barrio de Belgrano.

La marcha, convocada a través de las redes sociales, es la cuarta de este tipo en Argentina y ocurre 3 días antes de las elecciones primarias (obligatorias y abiertas en las que deben participar todos los partidos políticos) donde los argentinos de todos los distritos elegirán a los representantes que participarán de las elecciones legislativas que se producirán en el mes de octubre.

Los principales motivos de reclamo fueron la corrupción, la seguridad y la inflación, tres temas presentes en todos los cacerolazos anteriores.

A pesar de la gran afluencia de gente en las calles, la protesta del #8A fue significativamente menor en materia de convocatoria que sus dos predecesoras más inmediatas, el #18A, producida en abril y con especial foco puesto en la corrupción, y el #8N, ocurrida a finales de 2012.

La menor convocatoria puede explicarse por distintos fenómenos. Algunos analistas se lo atribuyen al desgaste propio del recurso, el cual apenas sirve para expresar la indignación de las personas pero no produce ningún cambio real. Por otro lado, tres días antes, la ciudad de Rosario, segunda en tamaño en la Argentina, se vivió una tragedia que capturó la atención de los medios y conmocionó al país cuando un edificio de departamentos explotó luego de una fuga de gas, produciendo la muerte de 11 personas y la desaparición de otras tantas quienes aún eran buscadas entre los escombros por rescatistas durante las horas de la protesta.

Esto provocó que se gestara un movimiento en las redes sociales pidiendo que, por la magnitud de la tragedia y en señal de respeto, se suspendiera la marcha. Esto finalmente no sucedió aunque a las 21 los marchantes realizaron un minuto de silencio en solidaridad con las víctimas.


La protesta en Twitter.

Así como las marchas anteriores, el #8A fue convocado a través de las redes sociales y se viralizó por ese medio. A pesar de carecer de líderes claros, como sucedió en las tres ocasiones anteriores, la marcha fue ampliamente impulsada por una serie de páginas en Facebook como El Cipayo, El Anti K, Yo no voté a la Kretina y Ud? y otras, las cuales, al igual que, por ejemplo, Anonymous en Brasil, acumulan a cientos de miles de seguidores y publican contenido de protesta en contra del gobierno de Fernández de Kirchner.

Sin embargo, una vez convocada la marcha, no fue tarea exclusiva de estos personajes difundirla, sino que cobró un alto nivel viral.

Solamente en Twitter, el hashtag #8A, con el que se difundió la protesta, fue mencionado hasta el 7 de agosto, el día anterior a la protesta, unas 92.417 menciones. Otro hashtag, #8AvamosTodos, el cual comenzó a utilizarse el día anterior a la marcha, acumuló ese día unas 6.350 menciones, con lo que la previa sumó unas 98.767 menciones.

Este número supera ampliamente a las 10.518 menciones que el #13S, la primera de esta serie de protestas, recibió en los días previos a la marcha. Sin embargo no alcanzó a las 130.222 que el #8N, la segunda de las protestas, alcanzó en los días previos, ni a los 125.105 que el #18A, la tercera y más masivas de las manifestaciones recibió.

Tomando en cuenta estos datos, era posible predecir que la convocatoria sería menor.

menciones previas

Durante la marcha.

Como en cada una de estas marchas fue alto el volumen de personas que eligen expresarse a través de Twitter, tanto desde la calle a través de sus teléfonos celulares como desde sus casas acompañando o rechazando la protesta a través de sus conversaciones en la red social.

Esta red social permite medir con gran precisión tanto los motivos de la protesta como el nivel de convocatoria.

En esta oportunidad, los hashtags #8A y #8AVamosTodos, el cual encabezó la lista de los Trending Topics, fueron utilizados en unas 35.432 conversaciones durante las horas que duró la marcha. El pico de conversaciones ocurrió entre las 8 y las 9 de la noche con un total de 9.495 conversaciones mencionando alguno de los términos.

El número palidece ante las cifras alcanzadas en marchas anteriores, como el #18A cuando, durante la protesta, se registraron 125.000 conversaciones haciendo mención a la misma, o el #8N cuando el número alcanzó los 113.572 menciones. Incluso el #13S, el primer gran cacerolazo, registró más menciones alcanzado las 102.406 en las horas de la marcha.

Hashtags durante la marcha

La menor convocatoria tanto en la calle como en la red social, provocó que muchas personas afines al gobierno se mofaran de la situación a través de Twitter, burlándose de los “caceroleros” (es decir, aquellos con reclamos hacia el gobierno) utilizando el hashtag #Fracacerolazo el cual, sin embargo, no logró gran difusión y logró, hasta las 23:30 del 8 de agosto unas 169 menciones.


Ya sea por la tragedia sucedida en Rosario, por la cercanía de las Elecciones Primarias o por el agotamiento del recurso de los cacerolazos, menos argentinos participaron esta vez de la protesta. Pero así como en las oportunidades anteriores Twitter fue un reflejo del sentimiento y el nivel de convocatoria vivido en la calle, con lo que las redes sociales vuelven a convertirse, una vez más, en protagonistas de este tipo de jornadas.

© Illuminati Lab Blog. Social Media Intelligence